4 días en Estambul

Estambul es una de esas ciudades que te cautiva desde el momento en que decides emprender el viaje. Su historia, la importancia de su existencia para explicar nuestra civilización y la famosa hospitalidad de sus habitantes, son motivos mas que suficientes para que aflore tu sentido de la curiosidad.

La ciudad como tal, puede ser visitada en 4 días si se cuenta con los tips necesarios para ello; lugares, monumentos y tiempo para interactuar con su gente son las claves del viaje.

IMG_0685

Debemos empezar por elegir el hotel, lo recomendado es hacerlo en la zona de Sultanahmet, donde se encuentran casi todos los lugares de interés histórico de la ciudad. En ella podremos encontrar Santa Sofia, la Mezquita Azul, el Gran bazar, El bazar de la especias, etc.

En este post, Dream&Go os da los tips que necesitáis para visitar la ciudad de Estambul en 4 días y no dejarte nada en el tintero!

Día 1: A la llegada al aeropuerto (por distancia y comodidad lo recomendado es llegar a Atatürk) si son mas de 2 personas, lo recomendable es contratar un servicio de transfer desde el destino, unos 35 euros por trayecto, ya que el uso del taxi esta condicionado a la voluntad del conductor, ya que debe regatearse el precio y no siempre saldremos ganando. Los turcos son muy buenos negociantes y expertos en el arte de envolverte con halagos para que creas que has salido ganando. Una vez instalados en el hotel, recomiendo simplemente salir y dejar que por un espacio de tiempo, la ciudad te envuelva con su bullicio y el ajetreo característico de la zona de Sultanahmet. Fácilmente y casi por inercia, nos toparemos con la plaza de Sultan Ahmet Meydani , desde donde podremos maravillarnos con las imponentes vistas; a la derecha la Mezquita Azul, con sus 4 minaretes que no te dejaran indiferente y a la izquierda Santa Sofia, la gran joya del imperio Bizantino y lugar obligatorio para entender la historia de la ciudad.

IMG_0417

El acceso a la mezquita azul es gratuito, siendo de obligatorio cumplimiento el código de vestimenta que exige la religión musulmana, sobre todo a las mujeres, faldas por debajo de la rodilla o pantalón y el burka (disponible gratuitamente en la entrada a la mezquita) disponen de bolsas plásticas a la entrada para meter los zapatos y todo esta muy bien organizado. Una vez dentro, simplemente te dejas maravillar por su imponente arquitectura, sus espacios diáfanos y la solemnidad que en el lugar se respira. La visita puede hacer en 45 minutos, ya que gran parte del recinto, es para uso exclusivo de los fieles que se acercan a ella para rezar.

IMG_0380

* dentro podremos encontrar una oficina de información sobre la religión musulmana para los mas curiosos.

Una vez fuera, podremos observar la majestuosidad de Santa Sofia, invitándote a descubrirla.

IMG_0416

Santa Sofia ofrece dos alternativas para su visita, recomiendo empezar por las tumbas de los sultanes ubicadas en su parte posterior, cuya entrada es gratuita y podremos conocer el mausoleo de los sultanes. Esta visita no durara mas de 20 minutos, posiblemente por el ansia de de ver la verdadera joya. Para acceder al interior de Santa Sofia, debemos comprar la entrada 30 TL, unos 11 euros, una vez dentro, no encontraras palabras para describir lo que ves, su imponente cúpula, la impresionante mezcla de religiones que los años han ido aportando y a su vez el respeto con el que las mismas conviven en su interior. En la puerta imperial veremos el hermoso mosaico del Emperador león VI postrado ante cristo y exquisitos mosaicos de de Constantino y Justiniano ofreciendo a cristo y a la virgen maquetas de Aya Sofia y Constantinopla, conviviendo con los 8 gigantescos medallones que representan el nombre de Ala, Mahoma y los primeros califas e imanes. Tendras un “antes y un después” después de ver su majestuosidad.

IMG_0554

A la salida, es muy común encontrarse con guías que te ofrecen paseos por el Bosforo, el precio ya esta fijado y no se regatea (15 euros) siendo estos muy fiables y puntuales en las recogidas que se harán 10 minutos antes de la hora pactada en la propia plaza del Sultan.
Después de visitar ambos lugares, recomendamos visitar Yerebatan Saray (palacio subterráneo) entrada 10 TL ( 4 euros).

IMG_0420

Oscuros escalones te conducirán a una reserva subterránea de 140 metros de largo y 70 de ancho, en la que un bosque de columnas soporta un techo abovedado. El recinto servia como abastecimiento de agua durante el imperio bizantino, y a partir de la conquista otomana se utilizo solo para el riego de jardines. El eco subterráneo se pierde con la armonía de la música clásica y el murmullo del agua, el cual completa un panorama indescriptible, al final del mismo podremos encontrar las 2 cabezas de medusa invertidas procedentes de caledonia.

IMG_0423

Una vez fuera, podemos (o debemos) perdernos por las calles de Sultanahmet, que casi sin darnos cuenta, nos conducirán al gran bazar.

IMG_0449

El gran bazar (Kapali Çarsi) es el mercado cubierto mas grande de Europa, con mas de 4000 tiendas repartidas en 45.000 m², en ella podremos encontrar todo lo vendible, pero mucho cuidado, no todo tiene la calidad que dicen tener y los precios, pese a regatear, no siempre son los mejores. Básicamente encontraras mucha imitación de famosas marcas, zapatos, bolsos, ropa, colonias, etc… cuya relación calidad/precio deja mucho que desear, pero es visita obligatoria para entender la gran habilidad del pueblo turco para el comercio. En el exterior del mismo, podremos encontrar un laberinto de calles repletas de tiendas, dejate perder por las tiendas y sus gentes, no te arrepentirás, encontraras cosas de mayor calidad que en el bazar y a precios mucho mas asequibles.

IMG_0591

Día 2:Después del desayuno, incluido en casi todos los hoteles, proponemos visitar el palacio de Topkapi (Topkapi Sarayi), construido en 1461 bajo las ordenes de Mehmet el conquistador, el palacio, ubicado en un enclave estratégico en el Bosforo con el mar de Marmara y el cuerno de oro como telón de fondo, sirvió como lugar de residencia a los sultanes hasta el año 1855. En el interior encontraremos todos los elementos que hicieron de la arquitectura otomana una de las mas espléndidas del mundo. Sus diferentes estancias, salones, bibliotecas, patios y harenes se coronan con el pabellón del Manto Sagrado, que reúne varias reliquias sagradas islámicas, entre ellas un pelo y un diente de Mahoma.

Después de visitar el palacio, recomiendo pasear por los jardines de Gülhane, unos amplios jardines a pie de palacio hermosamente decorados y cuidados con flores, un paseo apetecible y refrescante que podemos culminar con un café turco en su inmejorable terraza, con vistas a la inmensidad del Bosforo y todas las orillas de la ciudad, un lugar ameno para descansar y dejarse llevar por la magia que desprenden sus vistas.

IMG_0495

Desde el jardín podemos bajar hacia la nueva mezquita o Yeni Cami, para deleitarnos con su imponente puerta que conduce a un hermoso patio central. Desde ahí recomiendo coger un ferry hacia el teleférico de Eyüp, después de un pequeño viaje de 35 minutos por el Bosforo desde el puerto ubicado a pocos metros del puente de Galata, encontraremos el teleférico que corona la colina de Eyüp, un emplazamiento único para ver una vista panorámica de la ciudad. El regreso se hace desde el mismo puerto y nos dejara en el mismo punto de salida. Una vez llegado al puerto y ya caída la tarde/noche, no podemos perdernos la singularidad de la torre de Galata, 18 TL para subir en su ascensor los mas de 66 metros que la encumbran (6.50 euros), desde la cual podremos ver una hermosa vista del Estambul nocturno y hacernos una idea del ajetreo real de una ciudad que poco o nada tiene que envidiar a las grandes urbes europeas.

IMG_0642

Dia 3:No podemos irnos de Estambul sin haber navegado por ambas orillas del Bosforo en un barco turístico. Primero nos conducirá por la parte mas imponente, el extremo europeo de la ciudad, dejándonos admirar desde otra perspectiva, los diferentes palacios y mezquitas que nos permitirán ver el esplendor de una ciudad que ha sabido vivir y mantenerse en el tiempo, adaptándose a los diferentes momentos y a los caprichos de todos quienes han ostentado el poder. La mezcla de edificios de corte europeo con las mezquitas y la modernidad de sus puentes, hacen del paseo algo singular y completaran tu visión de la ciudad.
Al regresar al puerto, recomiendo visitar el bazar de las especias, donde podremos oler, ver y sentir, la verdadera Turquía, su comercio, su gente, sus enorme variedad de sabores y olores que desprenden las especias y demás productos alimenticios que se venden el el lugar.

IMG_0601

Y después de la caminata, considero obligatorio sentarte en cualquier terraza a disfrutar de una bebida; no pasara mucho tiempo antes de que te aborde un local, casi siempre el dueño del café o alguien relacionado con el, invita le a tu mesa y charla con el, sin ninguna duda una de las grandes experiencias de Estambul es compartir con su gente, siempre amables, con una conversación muy fluida y sin complejos, te recomendaran lugares, te preguntaran de donde vienes, a donde vas, e incluso puede que te inviten a sus negocios de forma mas informal para seguir manteniendo una platica, son grandes amigos de la conversación y su costumbre de invitarte a un te, te garantizara 40 años de amistad con él. Es sin duda, uno de los grandes atractivos del lugar.

Después de perderte por sus calles y haber compartido con su gente, nada te dejara con mejor cuerpo que un baño turco, recomiendo un lugar pequeño ya que los grandes baños no ofrecen un trato tan personalizado y recomendado por los mismos turcos ya que ellos mismos se reconocen como grandes mirones de la anatomía femenina. El frescor y el relax que te dejara el baño, solo puede invitarte a cenar y a caer en la cama de tu hotel para culminar una experiencia única.

No queremos dejar de pasar en este post la recomendación de pasear una de las tres noches por las calles de Taskim, donde la vida nocturna te sorprenderá, y donde podrás compartir una shisha con los turcos del lugar.

¿Conoces Estambul? Seguro que puedes aportarnos alguna experiencia más!

Deja un comentario