Una mirada a Tailandia

NO HAY QUE PERDERSE….

Cuando se dispone de poco tiempo y se quiere sacar el máximo partido de la visita lo esencial es:

  • Disfrutar de una isla tropical. Uno de los mayores atractivos turísticos son las playas de arena blanca y agua cristalina. desde Phuket hasta Ko Chang pasando por pequeñas islas como Hong.

  • Deleitarse con los miradores. Aporta una visión general, ya sea desde el mirador de una isla, desde el prestigioso restaurante en la ultima planta de un edificio o desde un templo en lo alto de una montaña.

  • Visitar zona antigua de Bangkok. La vía del tren divide la capital en dos, la zona moderna y la antigua. Camine por esta ultima y descubra templos como el Wat Po y el Gran Palacio.

  • Alquilar una motocicleta. Es sencillo y económico. Recorrer una ciudad del norte como Chiang Mai o una isla como Ko Chang en moto no tiene desperdicio y aporta libertad.
  • Visitar un mercado. Es el país de los mercados de comida, de falsificaciones y también objetos artesanales. Los hay de mañana y de noche, cada uno con su horario especifico. En todos ellos, obligado el regateo.

  • Recorrer Bangkok subido en el skytrain. Tome este moderno medio de transporte y disfrute de una imagen de la capital desde el cielo. Rápido, cómodo, practico y la mejor solución para moverse por esta caótica ciudad.
  • Probar toda la variedad de curries. La gastronomía tailandesa es saludable y baja en grasa, además de ser muy especiada y, en ocasiones, muy picante. Pruebe sus curries verdes, rojos y amarillos. Todos deliciosos.
  • Observar a los monjes en los templos budistas. No se limite a contemplar la característica arquitectura de los templos, busque a los monjes vestidos con túnicas de color naranja o azafrán y aprenda de su quietud ante lo que les rodea.

  • Haga turismo de frontera. Por su situación geográfica Tailandia está rodeada por sus cuatro lados: Myanmar, Laos, Camboya y Malasia. Aproveche para visitar alguno de estos países. Es fácil, cómodo, y no lo olvidará.
  • Navegar por el Mekong. Uno de los ríos más largos del mundo. Aproveche a navegar por sus aguas y contemple imágenes de postal a bordo de un barco rumbo a China.

  • No trate de ser un tailandés más desde el primer día; comportese de manera natural y los tailandeses le aceptarán como lo que es. De regreso a su ciudad será cuando sus recuerdos construyan la imagen que se lleva consigo del pais.

Deja un comentario